Las piscinas de la Barceloneta

ES
EU
Loading Events

Este evento ha expirado.

LAS PISCINAS DE LA BARCELONETA

Lan hunkigarria, borrokalari eta libertarioen poetikari omenaldia, heroi anonimoena.

Dramaturgia, zuzendaritza eta interpretazioa:

Secun de la Rosa.

Ekoizpen exekutiboa eta teknikoa:

Iván del Álamo.

Ekoizpena eta banaketa:

CHARINY PRODUCCIONES.

SEBASTIÁN ALONSO ROCA, un hombre de mediana edad, se encuentra en el momento más crucial de su vida. Acude a un acto como invitado para recordar las condiciones en las que vivía la bolsa de población inmigrante en los barrios del extrarradio de la Barcelona de los 70. Sus recuerdos le llevan al verano del 77, el más largo e intenso de toda su vida.

Con la inconsciencia de su juventud, sin apenas dinero, una toalla vieja y unas gafas de sol, se atrevió a salir del barrio para ir a sus idealizadas PISCINAS DE LA BARCELONETA. No sabía por qué lo hacía, no sabía qué se iba a encontrar. Pero no lo podía evitar.

Al principio, asustado. Pero poco a poco, al conocer la llamada “PISCINA DE SAL” empieza a fascinarse con todo lo que ve en ese entorno libre, mágico, decadente. Una galería de personajes le dibujan un mundo nuevo: activistas, homosexuales y trans, los primeros manifestantes LGTBI, anarquistas de las jornadas libertarias, supervivientes de las cárceles del franquismo, poetas, y a los artistas del paralelo: Christa Leem, los Barcelona de Noche, los Cúpula Venus, Brossa, Ocaña Lo que comienza siendo un verano anecdótico, se convierte en la mayor aventura de su vida.

Ikuskizunari buruz:

Un monólogo de aproximadamente 80 minutos, que transita por la comedia dramática contemporánea, a través de la poética, conducida por un único actor, un personaje principal y una galería de espejos.
Una obra emotiva, un homenaje a la poética de luchadores y libertarios, de héroes anónimos.
La pieza se perfecciona como una ficción reflejo de una realidad, de un tiempo y un lugar en el que la lucha de unos pocos fue el primer paso para conseguir derechos y libertades, porque también es necesario que el teatro cumpla su función social.

Egilearen oharrak (Secun de la Rosa):

La relación con la verdad.
Me interesa mucho la relación con la verdad de uno.
La realidad de uno mismo con su verdad y estar lo más cercano posible a su propio yo, a su esencia.
Y encontrar esa relación con la verdad, con su verdad, a costa de -o gracias a- integrarse en el mundo, a interesarse por el mundo, por los otros.
Posicionar como protagonista a un personaje que no se conoce, que tiene que encontrarse, enfrentarse a descubrirse porque se está haciendo como persona.
Y situarlo donde no le van a dejar mentir, donde le van a calar. Donde no va a haber un protocolo o unas reglas, no le van a consentir y le van a obligar a vivir desde su esencia.
Rodearlo de pajarillos heridos que sobreviven a través de sus personajes, desde una versión exagerada de sí mismos, que van siempre con su verdad por delante.
Y así ir reconociendo e ir encontrándose con gente que, en principio, puede vivir en los márgenes; que para la “masa crítica” son los “lumpen”, los dejados, los desechos, los olvidados, los invisibles…; que precisamente son así por su relación con su verdad.
Y lo que ellos representan -o su verdad-, resulta muy molesto.
Porque la gente “más menospreciada”, muchas veces es la que vive más con/de-acuerdo-a su verdad, aunque para los demás sean equivocados porque no han aprendido las reglas y viven en otra comunidad.

Zergaitik “Las Piscinas de la Barceloneta”?:

Porque reflejan muy bien un micro-mundo, un cosmos.
Retratan una época y representan el lugar de ocio donde va uno, donde uno más desnudo está, donde uno se puede exponer.
Como dramaturgo ha sido muy enriquecedor rodear a un personaje imaginario de personajes y hechos reales que revelan toda una época: la primera manifestación gay, cómo han vivido los homosexuales que no se escondían en la dictadura, cómo llega la época de los mayores ideales libertarios con la anarquía, la aparición de la democracia que luego se lo va a llevar todo…
Y desarrollar cómo en el “nuevo mundo” que nos va a traer la democracia, lleno de bonanza, bondades y libertades, curiosamente, cuando llega ese mundo es cuando mucha gente enferma, muere, es desasistida, insultada, lacrada, como si estuviéramos en la Edad Media.
Justo en el momento que se supone de mayor libertad, se produce un holocausto donde mueren 40 millones de personas en todo el mundo, y se señala como culpable a la víctima, al colectivo homosexual, que viene de 40 años de dura represión por la dictadura franquista.
Descubrí que había muy poca dramaturgia, película o ficción sobre este hecho en España, y más concretamente en Barcelona.
De ahí mi necesidad de escribir sobre esto.

Denbora:

La pieza nos cuenta la historia de un muchacho, y a través de él la de muchos, en la Barcelona de mitad de los setenta.
Aquella Barcelona “mágica” que era una fiesta de libertad, de creatividad. De luchas de inocentes.
Una ciudad libertaria -y libertataria- en ebullición cultural. La Barcelona de Joan Brossa y Gil de Biedma, Colita y Nazario, Vázquez Montalbán y Terenci Moix, del teatro independiente, la contracultura, el colectivo Video Nou.
Ocaña, Pawlovsky, Christa Leem… Una explosión de vida, llena de cabarets, de artistas transgresores, del Cúpula Venus, del Barcelona de Noche, del Paralelo, de las piscinas de la Barceloneta…
Una época en la que la luz y el color comenzaban a desterrar el gris…
Que duró hasta que llegó un virus, oportunista, que arrasó con todo.
Concretamente se sitúa en el verano del año 1977.
Acababa de morir el dictador, la democracia todavía no había llegado y no se sabía hasta donde llegaría la apertura. Los derechos que no se consiguieran en ese contexto
de coyuntura histórica, seguramente tardarían mucho en alcanzarse. Era el momento.
Y en Barcelona, ese verano, confluyeron una serie de acontecimientos, como la primera manifestación LGTBI desde la clandestinidad, o el llamado “Verano de la Anarquía”, donde destacaban las jornadas libertarias en el Parc Güell y el Salón Diana, que afectaron a toda una generación que decidió vivir libre, pagando, en el caso de muchos, un precio muy caro.
Murieron por elegir vivir.

Igerilekuak:

Los Baños de San Sebastián fueron inaugurados a finales del siglo XIX en plena Barceloneta. El denominado “Balneari Sant Sebastià” era poco más que cuatro casetas y cuatro sombrillas.
En 1924, con vistas a la Exposición Internacional de 1929, se procedió a ampliar y remodelar el recinto incluyendo restaurante, bar, mirador y casino, convirtiéndolo en el balneario más emblemático de la ciudad. El nuevo recinto, diseñado por el arquitecto Antoni Millàs, gozó de gran popularidad como ejemplo de la Barcelona moderna, plenamente integrada en el siglo XX.
Fueron los primeros baños de Barcelona en aceptar personas de ambos sexos en el mismo recinto -sin separación de cuerdas o vallas, como sucedía hasta entonces-, hecho que creó un terrible escándalo entre la sociedad más moralista de la época.
Colocó a Barcelona a la altura de ciudades como Biarritz, Santander o San Sebastián, y atrajo a personajes de fama internacional, se celebraron fiestas y actuaciones importantes, y hasta sesiones cinematográficas las noches de verano de 1929.
Tras los “Baños San Sebastián” numerosos establecimientos de baño fueron abriendo en las playas de Barcelona. Entre los más conocidos, todos situados en las playas de la Barceloneta, cabe señalar los baños de Salé, el Astillero, Sant Miquel, Junta de Damas, Neptuno, la Sirena, el Tritón… y la Deliciosa.
Inauguradas a finales del siglo XIX y con 100 años de historia, vivieron la conversión en la ciudad más textil, en la más europea, la República, la ciudad más moderna, la llegada de la guerra, la dictadura, el origen de una cultura oculta que florecía por allí para que no se perdiera…
Los baños de San Sebastián marcaron la vida de los vecinos de la Barceloneta, y allí se hicieron grandes conquistas sociales y también sexuales.

En los años 70, LAS PISCINAS DE LA BARCELONETA ya habían vivido épocas mejores.
Unas piscinas rodeadas por el puerto, salidas de desagües al mar, suciedad y purria. A los pies de la pobreza y la incultura del Somorrostro y de las zonas más deprimidas de Barcelona.
En clara decadencia, se convirtieron en unas piscinas populares donde iban las familias del vecindario y otras gentes de pocos recursos del resto de Barcelona.
Ocupaban toda una parte de la Barcelona portuaria, reconvertida posteriormente por la Barcelona pre-olímpica, integradas totalmente en una barriada de gente humilde.
Las piscinas y la playa eran solamente para ellos, porque no existía todavía la concepción de que eso pudiera servir para algo.
La Deliciosa era una piscina frecuentada por homosexuales y por miembros de la cultura en los años 70 y artistas del Paralelo, transformistas, vedettes…
También gentes de “malvivir”, los que salían por la noche y acababan en la piscina de madrugada, los que trabajaban por allí, chaperos, gamberros, pandilleros…
Lo peor, lo que no querían en el resto de Barcelona, los tremendos y los ”marginales”. Todo el mundo lumpen.
Con la excusa de que había había llegado un mundo libre y la época libertaria, y ahí te podías poner en tanga o en top less, encontraron ese reducto, que duró muy poco.

Sobre el protagonista SEBAS:

SEBAS es un chico de barrio, de origen humilde, acostumbrado como todos los muchachos de barrio a ir a jugar a la calle: en invierno entre los portales, en primavera en los parques y en verano en las piscinas municipales más cercanas, que por poco dinero se pasaban el día entero.
En el despertar de la adolescencia, en una piscina del barrio, descubre que Barcelona es mucho más grande que su barrio, que Barcelona es una ciudad grande y que por lo tanto hay piscinas más grandes.
Y las piscinas más grandes, de las que todo el mundo habla, son ”LAS PISCINAS DE LA BARCELONETA”.
Su mirada inocente y sus ganas de vivir, azuzadas por ese manantial de vida que se concentra en estas piscinas, le llevan a descubrir y a revelar deseos y luchas, más allá de su barrio.
Sufre el conflicto de esta nueva vida, que mantiene oculta pero que le atrapa, tan alejada de su familia, de su barrio, de sus amigos de siempre, de lo que se espera de él…
Aprende a mentir en el único mundo que se puede. Sus nuevos amigos no le permiten no ser de verdad.
Descubre a figuras “diamante”, como Ocaña, Luisito, recién llegado de la cárcel de Badajoz después de estar encerrado por su condición de homosexual, o Francesc, el Anarquista.
Con ellos, con sus influencias, sus vivencias, sus luchas, sus discursos y sus placeres, dibujará sus sueños…

Kritika:

Una pieza emotiva y a la vez dolorosa, impactante y embriagadora.
De la Rosa narra la historia de una manera fabulosa. Domina la historia y la escena con maestría, llevándonos con una elocuente naturalidad por todos esos escenarios que transita el protagonista. ¡Los pelos de punta!

Fernando Muñoz (Vista Teatral)

Gran texto y excelente interpretación. Monólogo poético, nostálgico, duro y entrañable. ¡Es una joya!
Luis Eduardo Siles (CineyTeatro)

De la Rosa ha construido un paseo de la mano de un anfitrión que se siente cálido, cercano y entrañable. Un bofetón de realidad. No son muchos los montajes que transiten por estos caminos de piedra.
Ismael Lomana (EnPlatea)

Es una función deliciosa. La humanidad del actor se la presta integra a Sebas, para que sea un personaje querible sin fisuras. Una mirada reconocible en muchos hombres, en cualquier lugar.
Luis Muñoz Diez (Revista Tarántula)

Me han hecho sentir nostalgia por una época y un lugar en el que nunca viví.
Ka Penichet (Revista Godot)

Monólogo delicioso que te atrapa desde el primer minuto y te lleva a un viaje amargo, amable y encantador, lleno de emociones. Tan bien contado e interpretado que hace que el tiempo vuele y deseas seguir escuchando y viendo a un artista que sabe muy bien cómo llegar.
Javier Estrada (Revista Placet)

Secun De la Rosa colorea con mucha pasión y mucha emoción este álbum de postales de la Barcelona del 77, en un discurso cargado de memoria histórica y cívica. Avanzar pero no olvidar.
MadridEsTeatro (TeatroMadrid)

¡Secun es feliz en un escenario! Nos regala un montaje íntimo lleno de historias colectivas, de revelaciones y conquistas, testigo de otra época, del despertar cultural, reivindicativo y silenciado. ¡Atraviesa la manera de ver a los otros!
Ama_i_Anda (ProyectoDuas)

De la Rosa hechiza al auditorio. Como toda gran historia es fascinante y cruel, sangra más por dentro que por fuera y no acaba nunca.
Luis de Luis Otero (PrensaSocial)

Fantástico trabajo de Secun de la Rosa: una panorámica testimonial de gran calado, de una generosidad conmovedora…
Sobre la piscina flotan, nadan, juegan, los muchos personajes recreados en una narración formidable. Genera muchas situaciones audiovisuales con el mero andar del intérprete, su cálida entonación, propia de quien se sumerge con los espectadores.

Horacio Otheguy (Culturamas)

Con el tono adecuado y la voz precisa. Nos impregna de la rareza de una piscina de agua de mar, teniendo el mar al lado. Nos llega el luto blanco de querer sobresalir de entre tanta canalla, del oscurantismo al que parecía estar abocado. Es un tiempo que ya ha pasado a ser infinito.
Alberto Morate (Desde mi butaca)

Una propuesta evocadora. Un “Vietnam emocional” que encarna con pasión y emoción Secun de la Rosa. que, desde luego, traslada al corazón de todos y cada uno de los espectadores. ¡Verdadero recital de interpretación!
José Miguel Vila (DiarioCrítico)

Una historia particular en la Barcelona canalla, anarquista y preolímpica, tan bien narrada que se convierte en universal. Todo está muy bien medido, los cambios de tema, el ritmo o la iluminación. Obra maestra.
Enric Archivell (Memorias de un Tiquis Miquis)

La sensibilidad especial de Secun de la Rosa, su capacidad de descripción de una manera tan personal y el cariño que le pone a cada una de sus creaciones, tienen como resultado Las piscinas de la Barceloneta. La Barcelona de los 70, la de los rincones, los silencios, la lucha, la culpa, la búsqueda de la libertad social y, lo más importante, de la libertad de uno mismo.
Covadonga Carrasco (ExPerpento)

De la Rosa se va desnudando con honestidad rememorando aquel verano del 77 en que descubrió que “la maldad era ser feliz”. El público salimos salpicado con sus anecdóticas brazadas entre la risa y el dolor.
María José Suárez (#Tuiteatrera)

EXTRAORDINARIO monólogo de Secun de la Rosa. Obra llena de emoción, pasión, dolor, humor, ansias de felicidad y libertad y mucha verdad.
Carmen Carbia

Un brillante ejercicio teatral, que se ve impregnado de una ternura y nostalgia que hace que sea tremendamente cautivadora y que consigue que el espectador visualice con plenitud las distintas imágenes que componen la obra. Secun de la Rosa sigue demostrándonos que es una de las voces artísticas más especiales de este país.
Daniel Jiménez (Cinemagavia)

La importancia de las teselas que son fundamentales como piezas separadas y necesarias junto a otras para formar el mosaico de nuestra vidas. Hay mucho teatro sincero pero no siempre resulta auténtico y en esto, el sello @secundelarosa siempre brilla.
Tragycom

Ofrece un atractivo fresco de la Barcelona LGTBI de finales de los 70. Que la obra entusiasme independientemente del género de cada uno y de su condición se debe a la humildad y sencillez con la que está escrita y con la que está servida. Mezcla de derrota, de melancolía, de reivindicación que se perfuma con música, humor y amor.
Antonio Hernández Nieto

La obra es fantástica. Es un trabajo riquísimo de matices y muy emotivo, que además rescata temas sobre los que hay que hablar. Estuve la hora y cuarto completamente inmerso en la historia.
Javier de Dios (Director CDAEM)

Felices de ver el éxito que está teniendo Secun de la Rosa con #LasPiscinasDeLaBarceloneta en nuestra sala hermana Sala Mirador. Si aún no la has visto, hazte el favor de asomarte a la piscina salada.
Teatro del Barrio

No dejéis de ver esta preciosidad. Un sueño.
Mariola Cubells

Llena, llenita la Sala Mirador para gozar acompañando a Secun de la Rosa en su vuelta a aquel verano del 77.
La Pancartera

La Sala Mirador a reventar, el público en pie aplaudiendo. Qué emocionante y auténtica es ‘Las piscinas de la Barceloneta’. Una montaña rusa de emociones. Bravo Secun de la Rosa.
Señorita Puri

Larunbata 17, Iraila 20:00
AGORTUAK
ERRESERBATU
Tras la función habrá un ENCUENTRO con el público
Igandea 18, Iraila 19:00
AMAITUTA
ERRESERBATU

Bidali